Misteriosos lugares de la Tierra: Parte II.

1. Stonehenge.

Este venerable monumento es la estructura megalítica más famosa del mundo. Pero lo cierto es que sabemos poco sobre quienes lo levantaron y la función que cumplió. Se encuentra situado en la planicie de Salisbury. Se estima que su construcción se desarrolló a lo largo de unas ochenta generaciones, durante unos 1600 años.

El conjunto que hoy vemos en pie, está compuesto por un círculo interior con seis grandes bloques de piedra. La imagen actual no tiene más de medio siglo de antigüedad, se remonta a 1964, cuando las estructuras líticas fueron trasladadas por última vez.

Una de las curiosidades de esta misteriosa construcción es que durante el solsticio de verano, el Sol salía justo atravesando su eje. Y por si fuera poco sobre el misterio de este conjunto, no menos enigmático es el origen de las piedras azules. Es que hay una reproducción a una escala mucho menor en el anillo exterior pero hecho con este tipo de piedras que no existen en la zona. Solo existen en Presley en el País de Gales.

2. Göbekli Tepe.

Situado en el sur de Turquía en la frontera con Siria. Esta excavación amenaza con cambiar para siempre cuestiones sobre nuestra historia que dábamos por ciertas. Por eso es tan importante su descubrimiento.

Al final de la última edad de hielo, los humanos tuvieron que enfrentarse a un cambio radical en su entorno. Los animales que seguían y cazaban se extinguieron o emigraron a zonas frías. El planeta dio paso a un clima más moderado con temperaturas más altas que propició la proliferación de plantas.

Göbekli Tepe no es un yacimiento arqueológico que simplemente retrase aún más el amanecer de la humanidad. No es un cambio de fechas. La tesis principal sostiene hasta ahora es que la agricultura y ganadería permitieron liberar recursos y personas para realizar otras tareas.

Según expertos, este monumento se erigió con el propósito de servir de centro religioso. La primera catedral de la humanidad. Con una fecha estimada de 9000 años a.C. Este se convierte más en el más antiguo, incluso que Stonehenge y 6500 años de las grandes Pirámides.

De acuerdo a los arqueologos, el santuario fue deliberadamente enterrado y abandonado por 500 años. Gracias a su descubrimiento, se pudo echar luz sobre el neolítico euroasiático.

3. Chavín de Huantar.

Fue construida al pie de las cumbres nevadas de la Cordillera de los Andes en un estrecho valle en la confluencia de los ríos Mosna y Wacheqsa. Se estima que empezó a ser construido hacia el año 850 a.C. y fue abandonado hacia el año 200 a.C.

El templo está atravesado por una serie de galerías subterráneas, en una cueva de cuyas intersecciones fue encontrado el pidolo principal. Denominado Lanzón Monolítico. Es una alta escultura en forma de un gran cuchillo clavado en el centro del templo. Otra escultura asociada al Templo es el Obelisco Tello que aunque fue hallado fuera de contexto, estuvo ubicado en el centro de la plaza.

Además, muestra una pareja de seres míticos con forma de grandes caimanes con rasgos de felinos y serpientes, que al parecer era una especie de dualidad originaria.

4. El Castillo de Coral.

En Homestead, Florida. Se puede encontrar una extraña construcción hecha de rocas, conocida como el Castillo de Coral. Construido a partir de un total de 1100 toneladas de piedra de coral. Se encuentra lleno de figuras relacionadas con la astronomía como, media luna, estrellas, planetas, un reloj de sol… Todo el parque se está rodeado por un muro de tres metros. El mayor bloque de piedra pesa 30 toneladas.

Lo más impactante es que fue construida por un solo hombre. durante el período de 28 años y desde 1923 hasta su muerte en 1951. Un hombre de origen letón y de algo más de metro y medio de altura llamado Edward Leedskalnin, quien contró, movió y colocó cada bloque de coral. Esta es la razón por la que esta construcción ha pasado a engrosar una lista de monumentos, que para algunos no puede ser explicado desde el punto de vista racional.

5. Craco.

Es un destino fascinante para los que aman el misterio y aquellos que rápidamente activan su fantasiosa imaginación.

Este lugar se encuentra al sur de Italia, en la provincia de Matera, en el valle de Cavone. Allí ha estado este pueblo durante siglos y casi siempre habitado. Hasta el año 1963 fue abandonado debido a un terremoto.

Historia de Craco.

Esa lejana fecha nos habla de un primer asentamiento, si bien sería durante la Edad Media, cuando la ciudad empezó a ser importante. Sobre todo gracias a su emplazamiento en una colina que alcanza los 400 metros de altura. Se sabe que en el siglo XVI superó los 2500 habitantes y en 1656 fue atacada por una plaga de diezmó mucho su población.

Todo eso es el pasado. En la actualidad solo quedan algunas fachadas en pie y los esqueletos en piedra de lo que fue. Por eso es conocida turísticamente como “Cittá fantasma”. Y aunque ese es su atractivo, también marca su destino de desaparecer. Por ello está incluido en la lista de los lugares amenazados de World Monuments Fund.

Ver también http://esasombroso.com/misteriosos-lugares-la-tierra-parte-i/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *