Los garabatos ayudan a tu memoria

Hacer garabatos ayuda a la mente a concentrarse en una tarea y a memorizar lo que se escucha.

Son muchas las personas que pasan el tiempo en clase, con el cuaderno abierto sin hacer nada. Pero, lleno de dibujos que nadie más que uno mismo podría entender. A eso es que se le llama GARABATEAR, y, pese a que por muchos años fue mal visto, la neurociencia, psicología y diseño lo investigan y le dan el respeto que se merece.

Es decir, que ahora llenar un papel de garabatos no es una pérdida de tiempo. Muy al contrario, favorece la concentración mental y estimula la memoria. Según reveló un estudio de la Universidad de Plymouth, Reino Unido.

El garabato es el diálogo entre el cerebro, la mano y el ojo. 

Los investigadores sometieron a 40 personas a una serie de experimentos en los que escuchaban una llamada de teléfono de dos minutos y medio. A continuación, debían recordar nombres y lugares mencionados en la misma. La mitad de los voluntarios pintaron en una hoja de papel, mientras que permanecían al teléfono. La otra mitad fue dejada libre a su propia potestad.

Al concluir, todos los voluntarios tuvieron que escribir ocho nombres y ocho lugares mencionados en el mensaje. Los que habían hecho garabatos en el papel recordaron un promedio de 7.5 mientras que los que no dibujaron acertaron un 5.8.

Así, concluye la psicóloga, responsable del estudio.

En la vida diaria hacer garabatos puede ser un modo de mantener la atención en una tarea que resulta fastidiosa y evitar una distracción innecesaria. 

En definitiva, debemos alejarnos del estereotipo negativo del garabateo y asumir que algo tan pequeño puede repercutir positivamente.

Garabatear siempre ha sido considerado una actividad en las antípodas de la intelectualidad. Sin embargo, supone una poderosa herramienta que favorece la concentración, nos ayuda a evadir la pérdida de atención.  

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *