Los cinco errores más comunes a la hora de bañarnos.

El vapor y el agua caliente pueden quitar algunos de los aceites naturales de nuestra piel, por lo que puede llegar a provocar la dermatitis.

Cada persona es mundo diferente, aunque parezca sencillo y cada quien tenga su forma de bañarse, la mayoría comete errores a la hora de hacerlo.

Según los médicos Heather Woolery-Lloyd y Heidi Waldorf, explicaron que bañarse no es algo tan sencillo como parece. Hay muchas cosas que se hacen comúnmente y que esto conlleva a un error. Por eso los médicos dieron a conocer los cinco errores más comunes que podemos cometer a la hora de bañarnos.

1. Duchas largas con agua caliente.

El doctor Woolery-Lloyd explicó que el vapor y el agua caliente pueden quitar algunos de los aceites naturales de nuestra piel, por lo que puede provocar dermatitis (una reacción en la piel, que lleva a la hinchazón y al enrojecimiento).

Por lo que se recomendó que las duchas fueran más cortas y en tal caso con agua tibia, cuando ya vayas a terminar de ducharte abres la llave de agua fría para que así los vasos dilatados se cierren.

2. Usar geles y jabones que provocan mucha.

Lo que provoca la espuma se llama tensoactivos que conjunto con el agua retiran los aceites naturales de la piel, por lo que explicó el doctor Woolery-Lloyd que una de las mejores soluciones para la piel seca es cambiar los productos de cosméticos.

3. Dejar restos de jabón en el cuerpo.

Mantener el cuerpo con residuos de jabón pueden causar irritación y sequedad, por lo que se recomienda usar jabones con productos suaves, es decir, que no poseen químicos fuertes ni fragancias para no dañar nuestra piel.

4. Aplicar máscaras faciales después del baño.

Los doctores indicaron que aplicar máscaras faciales después de la ducha suele ser algo peligroso, debido a que pueden provocar irritación y sequedad en muchos tipos de piel.

5. Secarse de inmediato al salir de la ducha.

Para prevenir una piel seca es recomendable que cuando terminemos de bañarnos nos demos pequeñas palmaditas en la piel, luego secarnos y consecutivamente humectar los brazos, piernas y rostros.

 

Añada un comentario