Los 8 beneficios psicológicos de viajar

Todos estamos de acuerdo en que viajar por placer es de las mejores experiencias que pueden existir. Por supuesto hay otras personas que prefieren la monotonía y

estar cómodos en su hogar. Pero lo cierto es que la fiebre por los viajes ha ido en aumento en las últimas décadas. Viajar es una gran fuente de alegría, nos permite explorar nuevos climas y estimular nuestra mente.

Un estudio publicado en Journal of Positive Psychology reveló que el sentimiento de felicidad está ligado en el registro de recuerdos y experiencias relevantes para nosotros, cuya máxima expresión son los viajes.

 

 

Otras investigaciones señalan relación entre ser viajero y la longevidad, aunque esto podría deberse a un factor socioeconómico.


Ver también: Viajar puede estar escrito en nuestro ADN.


El hecho de viajar a distintos lugares no es en sí un factor que explique la longevidad, pero sí puede mejorar nuestra calidad de vida y, en última instancia, alargar la cantidad de días que vivimos.

BENEFICIOS DE VIAJAR

Aunque seguramente hay más de ocho, pero en esta lista redactamos los 8 beneficios más importantes de viajar.


1. Reduce el estrés y la ansiedad

Cuando emprendemos un viaje tendemos a olvidar y desconectarnos de todas esas angustias diarias, pensando en el viaje y por ende, hacernos más relajados.


2. Potencia tu capacidad para resolver problemas

Es posible que te pierdas en una calle que no conoces o tener que comunicarte con habitantes que no hablan tu mismo idioma. A lo largo de un viaje, nos obligamos a salir de nuestra zona de confort y debemos afrontar ciertas situaciones y salir de ellas.


3. Abre tu mente y amplía horizontes

Viajar es la mejor solución para deshacerse de estereotipos y prejuicios. De hecho, se suele oír eso de “viajar es la mejor cura contra el racismo”. Cuando estamos de viaje, conocemos una nueva cultura. Descubrimos costumbres nuevas que merecen nuestro aprecio y nos ayudan a mejorar como seres sociales.


4. Ayuda positivamente al autodescubrimiento

Viajar nos puede ayudar a tomar perspectiva sobre quiénes somos y qué queremos en la vida.


5. Viajar te hace más feliz

Las experiencias que adquirimos durante los viajes nos hacen segregar endorfinas, conocida como la hormona de la felicidad.


6. Ayuda a superar ciertos miedos e inseguridades

Seguramente, antes de emprender un viaje a un destino lejano y desconocido tengas miedos e inseguridades. E incluso, dependiendo del destino que elijas, puedes sentir que te arriesgas. La realidad es que exponernos a los miedos es la mejor forma de superarlos.


7. Aprendes más

Conocer cosas nuevas nos potencia habilidades y capacidades que teníamos latentes, y desarrolla nuestro espíritu crítico.


8. Te hace replantear muchas cosas

Pasar tiempo fuera de casa puede ampliar tu forma de ver las cosas y la vida en general, haciendo así que reflexiones sobre las cosas que tienes y el lugar que merecen en tu vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *