¿Las personas distraídas son más inteligente?

Los sabios despistados como el profesor chiflado o los inventores de Walt Disney, pertenecen más al terrero de la ficción. La capacidad de mantener la atención  fundamental para desarrollar con éxito muchas de nuestras tareas cotidianas. Sin embargo, una nueva investigación ha revelado una inesperada relación entre la tendencia a distraerse con el tamaño del cerebro.

Mantener la atención en una tarea requiere del lóbulo parietal del cerebro.

Las personas que se distraen con una mosca y apenas consiguen mantener la atención en una sola cosa, pueden culpar a un grupo de neuronas del lóbulo parietal. Según un estudio, los resultados revelan que las personas más distraídas suelen tener un mayor volumen de materia gris en esa región. Algo aparentemente contradictorio, ya que en teoría tener más neuronas debería ayudarte a mantener la concentración. 

En el tiempo de la sobrecarga de información, es un reto la atención. Pero algunas personas son especialmente susceptibles a distraerse mirando el correo electrónico, Twitter o Facebook. Señala el investigador del estudio. 

Demasiadas neuronas en esta región hace difícil la concentración.

Para averiguar si hay alguna base anatómica para el despiste, se estudio el cerebro de 145 sujetos que habían rellenado previamente un cuestionario. Se calculó su tendencia a la distracción en la vida cotidiana, bien como tener un lapsus mental, olvidar que han ido comprar o donde han estacionado.

Los resultados mostraron que había cierta diferencias cerebrales que estaban relacionadas con la capacidad de mantener la atención. Cuanto mayor era el número de neuronas en el lóbulo parietal, mayor era su tendencia a la distracción. 

La hipótesis que manejan los investigadores es que, a medida que el cerebro se destruyen algunas neuronas y conexiones nerviosas, ese proceso ayuda al control de la atención. De acuerdo con esto, las personas con más materia gris en la corteza cerebral serían un poco más infantiles y en consecuencia más distraídas.   

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *