Las ojeras, ¿A qué se deben y para qué son?

¿Qué son las ojeras?

Son coloraciones grisáceas o moradas, antiestética y que parecen en el párpado inferior del ojo. La piel de dicha zona es tan fina que las venas se transparentan bajo la piel.

La mayoría de las personas las relaciona con la falta de sueño, pudiendo ser un motivo. Debido a que el cansancio provoca que los vasos sanguíneos se dilaten, mostrando un color azulado. Muchas personas tanto hombres como mujeres, sufren incluso cuando no están desvelados o agotados. 

Causas de las ojeras.

Se pueden clasificar en:

1. Hereditarias.

Las personas con antecedentes genéticos son más propensas a desarrollar esta afección.

2. Enfermedades.

Como alergias, asma, conjuntivitis, eccemas. Al rascarnos la zona escogida puede irritar la piel de la zona de debajo de los ojos, generando una acumulación de sangre que provoca un aumento del tamaño de las venas de la zona.

3. Afecciones del aparato circulatorio.

Los vasos sanguíneos subyacentes, al dilatarse, se hacen más visibles y originan ojeras de color azulado. Esto es todavía más acusado en personas de piel blanca o fina.

4. Edad.

Con el paso de los años la piel de esa zona se vuelve más fina y los vasos sanguíneos subyacentes más dilatados, con lo cual se marca más su presencia.

5. Raza.

Ciertas razas, como la mediterránea, al ser más oscuras que otras, pueden originar la acumulación de pigmentos debajo de los ojos.

6. Alteraciones hormonales.

Ambas circunstancias, por ejemplo en el embarazo o durante la regla, pueden provocar la aparición de ojeras.

La luz solar, el cansancio o la falta de sueño no generan ojeras, pero hacen que resulten más visibles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *