Las hormigas roban huevos ajenos para criarlos y esclavizarlos.


Las hormigas roban huevos ajenos y los crían como esclavos.
Entre las hormigas también existe lo que nosotros llamamos esclavismo y a pesar de que esta es una conducta que no se ha estudiado a profundidad, si se conoce varias especies que lo ejercen de una manera habitual.
El nombre científico de esta hormiga saqueadora es Themnothorax Pilagens, aparte de su forma morfológica, la cual no deja de sorprender a las personas, lo que también llama la atención de esta hormiga es su comportamiento saqueador sobre otras hormigas, a las cuales atacan y llevan a su hormiguero a las otras hormigas y las esclavizan.
Según los expertos en este estudio las hormigas atacan las colonias de otras dos especies parecidas a ellos y su estrategia no es agresiva sino más bien astuta.
Su estrategia para entrar en el hormiguero el cual saquearan, es imitar el olor de las feromonas de la reina, logrando así engañar a las que protegen la entrada y con esto llegar hasta el corazón del hormiguero, donde se encuentra el área de incubación de los huevos. Una vez en este lugar las hormigas roban los huevo junto con algunos alimentos y lo llevan a su hormiguero para criar a estas nuevas hormigas como esclavas.
Otra especie de hormiga que practica esta misma actividad del saqueo, es la Polyergus Rufescens, las cuales esclavizan a la especie de hormiga Formica para que ellas realicen todas las tareas que resulten desagradable.
En esta especie Polyergus la reina es la que busca el nido de las hormigas Formica, extermina a la reina y toma su olor para evitar ser atacada por el resto de las hormigas. Una vez que toma su olor, las hormigas empiezan a reconocer a la invasora como su reina y a protegerla hasta el nacimiento de las nuevas hormigas, donde estas serán las jefas y las Formica las esclavas.