Las cinco drogas más conocidas que son alucinógenas

Las drogas alucinógenas, también conocidas como psicodélicas. Son sustancias que modifican el estado de consciencia, el pensamiento, el estado de ánimo y la percepción. Su característica más peculiar es su capacidad para inducir visiones o alucinaciones. Existen abundantes compuestos con propiedades alucinógenas, tanto sintéticas como naturales.

Las más conocidas son:

1. Fenciclidina.

Es una droga disociativa, posee tanto efectos anestésicos como alucinógenos. Se puede conocer como polvo de ángel, hierba mala o píldora de la paz. Este consta de un polvo cristalino soluble en agua o en alcohol que suele presentarse como un líquido amarillento. Produce un desorden en el sistema nervioso, ocasionando alucinaciones, taquicardias, delirio y falta de coordinación en los movimientos.

 

2. Mescalina.

Esta se encuentra presente naturalmente en distintos tipos de cactus. Tiene efectos alucinógenos que genera una percepción alterada de la realidad. Tiene un efectos que se prolonga de 12 a 18 horas. Su ingesta puede provocar vómitos, dolores de cabeza y ansiedad, diarrea y con frecuencia las personas se pueden autolesionar.

 

3. LSD.

Es la droga alucinógena más conocida. Trata de un material blanco, soluble en el agua que se sintetiza a partir del ácido lisérgico.

El LSD constituye el alucinógeno más potente que se conoce hoy en día, el cual puede alterar el estado de ánimo y los procesos perceptivos. Este tipo de alucinógeno suele tener efectos duraderos que se prolongan incluso durante 8 a 12 horas.

Además, el LSD puede producir efectos fisiológicos, como aumento de la presión arterial, mareos, sequedad en la boca, sudoración, náuseas o temblores.

4. Setas alucinógenas.

Es una sustancia que se encuentra en 190 especies de setas comestibles. El efecto de consumir una seta con psilocibina dura de 3 a 7 horas según la dosis. Las personas que la consumen pueden padecer diferentes efectos como visiones y oír cosas que otros no oyen.

 

5. Éxtasis.

Es una droga empatógena que pertenece a las clases de las anfetaminas. Sus efectos duran hasta 6 horas y pueden producir ataques de pánico, desorientación, paranoia y psicosis. Así mismo, puede ser utilizada para producir efectos estimulantes y positivos. Su ingesta de forma repetida puede provocar problemas de memoria, depresión, ansiedad y trastorno del hígado, riñón y corazón.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *