La música es una de las pocas actividades en la vida que utiliza el cerebro entero


La música es una de las pocas actividades en la vida que utiliza el cerebro entero. 

Unos investigadores finlandéses han desarrollado un método innovador que permite estudiar cómo el cerebro procesa diferentes aspectos de la música, como el ritmo, la tonalidad y el timbre (color del sonido) en una situación realista donde se escuche música. Este estudio es el primero capaz de revelar el ancho de las redes del cerebro, incluyendo las áreas responsables de respuestas motoras, emociones y creatividad, y todas activadas mientras se escucha música.
Usando imagen por resonancia magnética funcional (fMRI en inglés), el equipo liderado por el Dr. Vinoo Alluri hizo una grabación de las respuestas cerebrales de individuos escuchando una pieza de tango argentino. Luego, usando algoritmos computarizados, analizaron el contenido del tango, mostrando cómo sus componentes rítmicos, tonales y timbrales evolucionaban con el tiempo.

Encontraron que escuchar música no solo utiliza las áreas auditivas del cerebro, sino que además emplea el uso de redes neuronales a gran escala. Descubrieron que procesar la música requiere del uso de las áreas motoras del cerebro, apoyando la idea de que la música y el movimiento están muy entrelazados. Y además también utilizó las áreas límbicas, conocida por encargarse de las emociones.

Una respuesta

  1. monica gimenez 2 años atrás