La historia del perro callejero que siguió a un equipo sueco en una carrera de 688 km


Un perro callejero siguió a un equipo sueco en una carrera a través de los bosques y ríos del Amazonas luego de recibir una albóndiga por uno de sus miembros.

Un pequeño acto de amabilidad puede resultar un hecho heroico, esto fue comprobado por un perro callejero que atravesó por bosques, ríos y senderos solo para seguir a un equipo sueco que competían en una larga carrera de resistencia en Ecuador, en noviembre del año pasado. 
La increíble aventura comenzó cuando el equipo estuvo comiendo en uno de los puntos de recuperación de la ardua carrera que cubrió 688 km a través de la jungla amazónica. Durante este pequeño intervalo, uno de los miembros del equipo Mikael Lindnord vio un perro callejero con su pata coja, se apiadó de él y le dio una albóndiga. Y ahí fue donde el ‘contrato fue sellado’ con el perro que demostró ser una compañía inquebrantable para el equipo sueco, que tuvieron que atravesar por muchas penumbras tanto de día como de noche.
Claramente, el largo camino estaba lleno de peligros y mucho barro, pero el perro (al que nombraron Arthur) estuvo firme a su voluntad de seguir al equipo. Hubieron veces en donde el equipo tenía que cruzar ríos con la ayuda de un kayak, y Arthur los seguía nadando.
Finalmente, luego de seis días agotadores, el equipo que empezó con cuatro miembros, completaron la carrera de resistencia con cinco miembros y ganaron el puesto número 12 de todo el mundo. Luego decidieron en llevarse a Arthur a Suecia, donde Lindnord y su familia lo cuidarán. Y así, como una solución, abrieron una campaña en Twitter para recoger fondos no solo para llevarlo a Suecia, sino tambien cubrir sus gastos monetarios por las lesiones que sufrió durante la larga carrera.