Sobre la eyaculación precoz

La eyaculación precoz es cuando un hombre tiene un orgasmo durante la relación sexual antes de lo deseado. Uno de cada tres hombres padecen este trastorno y el factor psicológico suele estar detrás de la mayoría de los casos. 

SÍNTOMAS de la eyaculación precoz.

El signo principal de la eyaculación precoz es la eyaculación que se produce antes de que ambos lo deseen. Causando así, preocupación y estrés. Sin embargo, el problema puede producirse en todas las situaciones sexuales, incluyendo la masturbación.

De acuerdo con la sociedad Internacional de Medicina Sexual. La eyaculación precoz de toda la vida se caracteriza por:

  1. La eyaculación que siempre se produce dentro de un minuto de la penetración vaginal.
  2. La incapacidad para retrasar la eyaculación en todas o las penetraciones vaginales.
  3. Consecuencias personales negativas, como el estrés, la frustración o la evitación de la intimidad sexual.

La eyaculación prematura secundaria se entiende en general por compartir los mismos síntomas que la eyaculación precoz de toda la vida. Pero, con una diferencia.

  1. La eyaculación secundaria se desarrolla luego de haber tenido relaciones sexuales previas satisfactorias, sin problemas.

¿Causas de la eyaculación precoz?

La autoestima de los hombres con esta difusión es dura. Los afectados suelen tener menos seguridad en sí mismo, ante el sexo opuesto. Aunque no es habitual que ocasione problemas psicológicos graves, a veces puede generar depresión grave. En parejas con una buena comunicación, se sufre el problema, pero el conflicto es menor.

Alguna de las causas son:

  1. La masturbación rápida durante la adolescencia.
  2. La poca experiencia sexual. Cuanta menos es la experiencia sexual, mayor es la incidencia de este trastorno.
  3. La ansiedad sexual. El nerviosismo, propio de muchas relaciones sexuales, provoca que la eyaculación surja antes de lo deseado.
  4. Miedo a que una mala experiencia pasada se repita. Las situaciones en que tiene lugar el acto sexual también influyen. Surge con más frecuencia en circunstancias en las que hay una carga de nerviosismo. Es decir, la que produce cuando el sexo ocurre en lugares donde se teme a que lo descubran.
  5. Puede ser repentina. Cuando un hombre tiene un gatillazo, sufre una eyaculación extravaginal. Este episodio negativo empieza a generar preocupación. El afectado teme a que esto se repita de nuevo y el pensamiento negativo le adelanta el suceso.

Soluciones o tratamientos.

La eyaculación precoz en la mayoría de los hombres entre la adolescencia y a los 45 años es de origen psicológico. Por este motivo, siempre es conveniente consultar un médico. Además, las causas físicas comienzan a cobrar mayor protagonismo, junto a otros problemas como la impotencia y la falta de deseo sexual. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *