La antigua Roma: Dinastía de los flavios

Se conoce como la casa de los emperadores romanos. Comprendió a tres gobernantes que ocuparon el trono 27 años, lo que hizo de ella la más corta de las Dinastías de emperadores romanos. Los tres pertenecieron a la gens romana de los Flavios. Los emperadores de esta dinastía fueron: Vespasiano, Tito y Domiciano.

Historia.

Los Flavios llegan al poder en una posición en la que no tenían ni prestigio, ni patrimonio, ni clientelas. Ese ascenso comportó una especie de refundación del principado, que es exponente de la renovación del Senado con la incorporación de nuevas familias. Se va elaborando una nueva concepción del principado, en el que el trono no es ocupado por derecho de nacimiento de una familia carismática, sino que aparece como la culminación de una carrera de oficios militares. Esa nueva Dinastía tendrá que fundamentar su poder sobre nuevas bases. La lex de imperio vespasiani y a través de la eficacia administrativa.

Al final de la dinastía Julio-Claudia, una grave crisis entre los militares romanos se asentó con la expectativa de señalar al sucesor en el imperi. Las diferentes facciones del ejército defendían la selección de un emperador diferente. Los miembros de la guardia pretoriana deseaban a Otón. Los legionarios de la Península Ibérica querían el ascenso de Galba. En contrapartida, los ejércitos que se encuentran en Germania y Galia preferían a Vitelio y las tropas de Oriente a Vespasiano.

Vespasiano.

Tito Flavio Sabino Vespasiano, fue emperador del Imperio Romano entre el año 69 hasta su muerte, acaecida en 79. Fue el fundador de la Dinastía Flavia, que gobernó el Imperio Romano desde el año 69 hasta el 96. Fue sucedido por sus hijos Tito y Domiciano.

Descendía de una familia del ordo equester que había alcanzado el rango senatorial durante los reinados de los emperadores de la dinastía Julia-Claudia. Siendo designado cónsul, ganó renombre como comandante militar, destacando en la invasión romana de Britania. Cuando se disponía a sitiar Jerusalén, el emperador Nerón se suicidó, sumiendo al Imperio en un año de guerras civiles, conocido como el Año de los Cuatro Emperadores.

Luego de la rápida sucesión y fallecimiento de Galba y Otón, los ejércitos de las provincias de Egipto y Judea proclamaron emperador a Vespasiano. Sin embargo, tras su reinado, el programa de reformas financieras que promovió, tuvo una exitosa campaña en Judea. Sus ambiciosos proyectos de construcción como el Anfiteatro Flavio, conocido popularmente como el Coliseo Romano. Luego de su muerte, fue sucedido en el trono por su hijo mayor, Tito.

Tito.

Tito Flavio Sabino Vespasiano, sucedió a Vespasiano en el 79 d.C.. Pero tan solo dos años después, en el 81 d.C. murió también. Había sido prácticamente un corregente de su padre, y había ocupado magistraturas junto con éste. Siguió la línea política de su padre, puesto que en dos años difícilmente podían haber sido modificadas. Al parecer fue bastante popular entre la plebe, aunque quienes se le opusieron calificaron su principado como “Feliz por su brevedad”. Tito fue sucedido por su hermano menor, Domiciano.

Domiciano.

Tito Flavio Domiciano, se caracterizó por un principado autoritario, que persiguió duramente a la oposición senatorial. Sin embargo, fue un gran administrador, que siguió las líneas trazadas por Vespasiano y Tito. Más que nunca el orden ecuestre alcanzó gran importancia, llegando incluso varios caballeros a entrar en el consejo imperial. Será bajo su principado cuando se desarrolle la política provincial iniciada por su padre. Aunque en política agraria dio un giro respecto a sus predecesores, devolviendo propiedades que habían sido expropiadas.

Pese a su mandato riguroso, no tuvo que enfrentarse a ninguna rebelión de importancia. No pudo escaparse de las conjuras familiares que se habían hecho endémicas en la familia flavia. Esta dinastía se extinguió tras ser asesinado por una conjura donde participó su propia esposa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *