Ingerir bebidas gaseosa ocasiona daños al corazón.


Tomar dos botellas de gaseosas semanales aumenta 87 % el riesgo de padecer cáncer.

Como bien sabemos, es inevitable envejecer esto es algo natural y que lo debemos tomar con gran optimismo, pero sin embargo hay hábitos en nuestra vida que nos harán envejecer mucho más rápido. No solo es comer mal, llevar sol, comer exceso de dulces, más que todo esto son las bebidas gaseosas.
Investigadores determinaron que el problema en sí de estás bebidas gaseosas es la cantidad que contiene en fosfato, debido a que es un ingrediente perjudicial para nuestro organismo y lo va deteriorando con gran velocidad.
Los expertos de la Universidad de Harvard experimentaron este hecho con ratones y dio como resultado que la piel y los músculos se marchitaban, además de que provocaba daño al corazón y a los riñones. Así como tuvo este efecto en los ratones en las personas puede ocasionar lo mismo, sea cual sea la cantidad que ingieras de bebida gaseosa, tomar como mínimo dos bebidas aumenta el riesgo de padecer de cáncer.
El fosfato no solo se encuentra en bebidas gaseosas, lamentablemente, hay otros alimentos donde los puedes encontrar como en las carnes procesadas, pasteles y panes.