Escuchar tu propia voz puede cambiar el estado de animo

Debido a que no somos consciente de nuestras expresiones emocionales, escuchar nuestra propia voz puede cambiar nuestro estado de ánimo. 

Este estudio fue llevado a cabo por el Centro Nacional de Investigación Científica de Francia, el cual descubrieron que no somos consciente de la importancia que tienen nuestras expresiones emocionales. El investigador perteneciente a dicho centro, Juan-Julien Aucouturier, profundizó en los mecanismos por los que se producen las emociones en nuestro cerebro en respuesta a diferentes estímulos sonoros como puede ser una canción, una voz o el sonido de la naturaleza.

Para desarrollar este estudio construyeron una plataforma de audio digital capaz de modificar el tono emocional de las voces y de hacerlo real al mismo tiempo, es decir haciendo que las voces sonaran más tristes, más felices o más temerosas.

Luego se les pidió a los participantes que leyeran un texto en voz alta y que al mismo tiempo escucharan su voz sutilmente modificada a través de los auriculares, obteniendo como resultado que al escuchar su voz alterada para que sonara más alegre, el estado emocional cambia voluntariamente de acuerdo a la modificación realizada. De igual manera sucedió con las voces que transmitían miedo o tristeza, esto hacía que el estado de ánimo emocional de las personas cambiará por completo.

Los investigadores aclararon que las personas no eran consciente de que sus voces habían sido alteradas. Según comentó Aucouturier “anteriormente, este tipo de manipulación emocional no se ha hecho para el funcionamiento del habla, sólo en segmentos grabados”.

Los coautores del trabajo de la Universidad de Waseda y de la universidad de Tokio, en Japón, Kazumi Watanabe, esta plataforma de audio digital podría encontrar también otras aplicaciones terapéuticas, como por ejemplo: el tratamiento de los trastornos del estado de ánimo y la inducción de un cambio de actitud positivo a los pacientes. De esta misma manera, los investigadores sugieren que podría servir para controlar la atmósfera emocional en las convenciones o reuniones que se producen a través de las redes.

Añada un comentario