En el 2012, unos hackers convirtieron las ventanas de un edificio en un juego de Tetris.


Luego de 4 años de planificación y 2 meses de trabajo nocturno de 10pm a 5am, un equipo de hackers del MIT convirtieron su Edificio de Ciencias Planetarias en un juego de Tetris gigante colorido.
En el año 2012, unos estudiantes del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) hackearon el edificio más grande de Cambridge, Mass, convirtiendo el rascacielos en un juego de Tetris gigante controlable desde un mando ubicado al frente de la edificación.
El intento exitoso vino luego de haber fracasado el año anterior en convertir el mismo edificio en Tetris. Los hackers usaron 153 luces LED controladas inalámbricamente en el edificio que alberga al Departamento de Ciencias Planetarias, Atmosférica y de la Tierra del MIT.

Los hackers del MIT han considerado por mucho tiempo al ‘Tetris en el Edificio Verde’ como el Santo Grial de los hacks, debido a las cuadriculas perfectas para un juego que tiene el edificio.
Los jugadores podían controlar el rompecabezas rotando, moviendo y dejando caer los bloques tal cual como es el juego real.
Para hacerlo más interesante, luego de pasar el primer nivel, el segundo nivel los colores se volvían más difíciles de identificar tornándose más pálidos, y en el tercer nivel los colores cambiaban a cada rato por lo que parecía desorientar más al jugador.