El Salto del Ángel en Venezuela es 17 veces mayor que las cataratas del Niágara.


El Salto del Ángel en Venezuela es 17 veces más alto que las cataratas del Niágara.

¡Sí! es difícil de imaginar, habría que visitarlo para poder conocer lo majestuoso que es. El Salto Ángel fue nombrado así luego de que el aviador norteamericano Jimmie Angel lo descubriera en 1937, sin embargo, los indígenas locales ya lo conocían como el Kerepakupai Vená, que en pemón significa “salto del lugar más profundo”.

Esta cascada está localizada en el Parque Nacional Canaima, en el estado Bolivar, Venezuela, y su caída de agua mide 807 metros de alto, convirtiéndola en la caída de agua natural más alta del mundo. Las Cataratas del Niágara, que se conocen por su forma peculiar y su gran anchura, solo mide 50 metros, que es cerca de 17 veces más pequeña que el Salto Ángel.
Otro dato asombroso es que cuando llegan las temporadas secas, por su gran altura el agua se evapora ¡antes de caer al suelo!