El origen de Santa Claus.

Historia de Santa Claus

San Nicolás de Mira, como se le denomina en oriente. San Nicolás de Bari, como se le denomina en occidente. Nació en el año 310 después de Cristo, en un tiempo de persecución, donde la enseñanza de la doctrina de Jesús suponía estar en contra del Imperio Romano.

Los padres de Nicolás eran personas adineradas que habían inculcado a su hijo el espíritu de generosidad entre otras virtudes. Desde niño se caracterizó porque todo lo que conseguía lo repartía entre los más necesitados.

Siendo aún muy joven murieron sus padres, y él quedó heredero de una inmensa fortuna. Entonces repartió sus riquezas entre todos los pobres y se fue de monje a un monasterio. Luego de visitar Tierra Santa volvió a Turquía y llegó a la ciudad Mira donde los obispos y sacerdotes estaban en el templo discutiendo quién debería ser el nuevo obispo.  Encomendaron el asunto a Dios diciendo:

“Elegiremos al próximo sacerdote que entre al templo”.

Sin saber esto, en ese momento entró Nicolás y por aclamación de todos fue elegido obispo. Por eso el color rojo de su vestimenta.

En esos tiempos el emperador decretó una persecución contra los cristianos. A pesar de vivir esta persecución, Nicolás no perdía su sentido del humor y su alegría, especialmente al hablar con los niños. Hablaba sobre el nacimiento de Jesús, en quien ponía toda su esperanza.

En una de las persecuciones fue encarcelado por casi 30 años. Aún desde la cárcel se sacrificaba y oraba por su iglesia. Esto, a pesar de que los soldados romanos se burlaban de él diciendo que ya se había acabado la fe en Cristo. 

Al convertirse al cristianismo el emperador de Roma, Constantino, el obispo Nicolás fue liberado. Ya anciano con el pelo largo y la barba blanca, estaba convencido que era el único creyente que quedaba. Regresó a su ciudad dispuesto a empezar otra vez la iglesia de Cristo. Pero, para su sorpresa cuando llegó al lugar observó la catedral que había sido construida y en ella los cristianos entonaban un cántico. Estaban celebrando la fiesta de Navidad, por eso la relación de Navidad con la llegada de San Nicolás.

Su fama como repartidor de obsequios.

La historia cuenta que Nicolás regaló en secreto una bolsa llena de monedas de oro a tres mujeres, cuyo padre no tenía los recursos cuando cumplieron la mayoría de edad para casarse. Se cuenta que el sacerdote entraba por una ventana y ponía la bolsa de oro dentro de los calcetines de las niñas, que colgaban sobre la chimenea para secarlos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *