El ombligo es la zona donde se encuentran más bacterias.


 No es recomendable usar piercing en el ombligo, debido a que es una zona llena de muchas bacterias.


Nuestros ombligos están llenos de bacterias, esto no causan ningún problema solo si llegamos a tener una herida estos tratarán de entrar en tu piel. Así lo mantengamos limpio, lavándonos diariamente siempre será el hogar de miles de bacterias.
No todos tienen el ombligo hacia afuera, solo el 4% de la población mundial lo tiene así.
El ombligo es una zona erógena, en el caso de las mujeres, lo pueden considerar un punto erótico si lo tratan de masajear o acariciar, esto puede resultarle de gran placer.
Si no te encuentras muy contento con tu ombligo puedes realizarte una cirugía plástica, esto se da más que todo con las mujeres, se calcula que alrededor del 92% que se hacen esta cirugía son ellas y frecuentemente es porque tienen el ombligo hacia afuera y quieren tenerlo dentro del abdomen.
No es recomendable colocarse los piercing en el ombligo, debido a que estos duran más de 9 meses en sanar y es más propenso a infecciones. 
Un ombligo bien formado, que se encuentre en el centro del abdomen, en el caso de la mujer tiene menos posibilidades que el bebe salga con defectos genéticos.
No todas las personas tienen el mismo ombligo, este funciona como una huella dactilar. Algunos bebes nacen con una hernia en el ombligo y los médicos para acomodarlo hacen una pequeña hacen una pequeña hendidura en la zona, que es lo que queda sustituyendo al ombligo. 
El ombligo es muy útil en el embarazo, debido a que por este medio el feto obtendrá oxigeno y alimentos, pero una vez que este nazca, volverá a ser un accesorio de nuestro cuerpo.