Dormir poco altera los genes.


Dormir menos de seis horas podría afectar los genes.

Dormir menos de seis horas al día durante una semana puede traer resultados negativos a nuestra salud, como por ejemplo, la obesidad, enfermedades cardiovasculares, así como también se demostró por medio de un estudio que puede afectar nuestros genes.
El estudio fue publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences, con el fin de ayudar a las personas a conocer por qué la falta de sueño podría afectar nuestra salud y los genes.
En la Universidad de Surrey en Reino Unido, realizaron el estudio con 26 personas a las que se les exigió dormir menos de 6 horas o más de 10 horas cada noche, durante una semana. Cuando paso el tiempo las personas voluntarias tuvieron que permanecer despierto durante 40 horas, donde se les extrajo muestras de sangre.
Como resultado obtuvieron que 700 genes habían sido alterados, después de analizar cada una de las muestras se observó que la causa de la falta de sueño provoca la alteraciones de esta misma. Asimismo la falta de sueño disminuye la expresión de los genes durante todo un día y reduce la amplitud restante. Cada gen lleva instrucciones de producir proteínas por lo que los genes más activos son los responsables de incrementar la producción, lo que cambia la química del cuerpo.