¿Dormir bien para tener buena memoria?

Existen diversos estudios que apuntan esta teoría, pero ahora son los neurocientíficos canadienses y suizos quienes han llevado a cabo esta investigación, demostrando que un sueño de calidad durante la noche además de mejorar la salud mental y física, ayuda a consolidar nuestra memoria y en sí, lo que hemos aprendido el día anterior. Es por ello que, es importante que nuestro sueño, cuando se encuentra en la fase REM, no se vea interrumpido.

En dicha investigación, los científicos llevaron a cabo sus experimentos con ratones y confirmaron que cuando el sueño de estos se veía perturbado en su fase REM durante la noche, el día siguiente no lograban recordar las experiencias vividas el día anterior. Lo que demuestra que el sueño profundo contribuye a consolidar una parte de nuestra memoria, aumenta la capacidad para retener la información aprendida recientemente.

Los neurobiólogos de este estudio a la optogenética, una técnica combinada con la genética y el uso de métodos ópticos para actuar sobre la actividad de las células mediante impulsos luminosos. La cual consiste en colar el ADN de la célula estudiada el gen de proteína sensible a la luz. El objetivo de la investigación fueron las células nerviosas secretoras de GABA y que se encuentran en una zona del cerebro que limita y tiene influencia en el hipocampo.

Cuando se iluminaba de una forma determinada a dichas neuronas, lograban activarlas o apagarlas, y su señal principal, las llamadas ondas theta, es claramente visible en un electroencefalograma mientras nos encontramos en la fase REM del sueño, por ello se permitió a los investigadores observar su funcionalidad.

Así según el profesor, Antoine Adamantidis, investigador de la Universidad de Berna, en Suiza  uno de los autores del estudio, indicó que se trata de una prueba de que el sueño REM juega un papel importante en la consolidación de la memoria espacial.

 

Añada un comentario