¿De qué depende que te veas más atractivo?

Nunca juzgues un libro por su portada.

Un estudio llevado a cabo por la Universidad Royal Holloway, de Londres, indica que parecemos más o menos atractivos dependiendo de lo atractivo que sean nuestras amistades.

¿El atractivo es persistente?

En este caso sí, el que es atractivo lo es siempre. Sin embargo, el estudio desafía esta creencia generalizada, demostrando que el atractivo puede variar, conforme a la capacidad de atracción de las personas.

Los expertos llegaron a la conclusión, luego de pedir a un grupo de voluntarios que observaron imagen múltiples de rostros de personas. Seguidamente, se les pidió que los calificarán por su atractivo. Los participantes, calificaron dichos rostros. En este caso, las imágenes fueron agrupadas junto a rostros clasificados previamente como menos atractivos.

Al incluir estas caras menos atractivas, llevó a los voluntarios a evaluar el resto de las cara. Así, se logró realizar dicha comparación con el experimento anterior.

Según comenta el líder del trabajo:

La presencia de una cara menos atractiva no solo aumenta el atractivo de una sola persona, sino que en realidad provoca que otras sean atractivas.

Es decir, sus hallazgos sugieren que si una persona está con amigos, que son percibidos como atractivos, este se verá como menos atractivo.

No es de sorprender que seamos juzgados en relación a los que nos rodean. Este es un símbolo visto en las películas de adolescentes y comedias romanticas. Donde un personaje se asocia así mismo con un amigo menos atractivo para elevar sus propias posibilidades.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *