Datos para ayudar a mantener nuestro cerebro en forma.


Leer un buen libro cada semana, una buena alimentación y trazarse nuevas metas ayuda a mantener a nuestro cerebro en forma.

Al pasar de los años nuestro cerebro comienza a tener algunas fallas, como por ejemplo empezamos a olvidar donde dejamos las cosas, la hora segundos después de mirar el reloj. Esto sucede porque una parte del volumen cerebral esta compuesto por vasos sanguíneos y el movimiento fluido de la misma ayuda a mantener a nuestro cerebro.
Un estudio realizado por el Instituto Beckman de la Universidad de Illionois en Estados Unidos, encontró que las personas que están físicamente en forma tienen mayor volumen cerebral y materia blanca más ilesa que las personas que no se ejercitan.

Para llevar a cabo este estudio, examinaron a 100 personas de edades comprendidas entre 60 y 80 años. Teniendo como resultado que las personas mayores que habían practicado alguna actividad física moderada registran mayor actividad cerebral incluso cuando se encuentran en reposo.
Para el funcionamiento cerebral y cognitivo adecuado se puede lograr con la ayuda de buenas costumbres y ejercicios. Estos son algunos datos para mantener en forma el cerebro:
1. El ejercicio fortalece a las células cerebrales y además puede estimular la creación de nuevas células nerviosas. Este hábito puede ayudarte a mejorar el flujo sanguíneo previniendo los problemas cardiovasculares y reduciendo los riesgos de alzheimer.  
2. Una mala alimentación puede hacer que sufras de colesterol alto y aumentan los riesgos de sufrir un daño al cerebro, es por esto que se debe tener una buena dieta de verduras, frutas, alimentos de grano para mantener al cerebro sano. Además de que las dietas altas en grasas y padecer de obesidad pone realmente en peligro nuestro cerebro.
3. Las amistades e interactuar con las personas forma parte de nuestra vida cotidiana y esto puede llegar a cumplir un papel fundamental en el desarrollo cognitivo del cerebro.
4. una investigación indicó que los altos niveles de homocisteína se encuentra asociado con los problemas de memoria y el riesgo de alzheimer. Para esto son buenas las vitaminas B12 y el ácido fólico debido a que lo disminuye.
5. El estrés físico y mental a largo plazo puede ocasionar problemas de memoria y dificultades en el proceso de aprendizaje, lo mejor es mantener la calma ante cualquier situación. 
6. Es importante descansar nuestro cuerpo, debido a que el cerebro esta constantemente activo y en ese tiempo se fortalece la memoria y los nuevos conocimientos adquiridos durante el día y elimina aquello que no sirve. Un sueño corto o interrumpido altera el cerebro y esto puede afectar las actividades mentales.
7. Nunca es tarde para aprender y trazarse nuevas metas, como por ejemplo aprender a tocar algún instrumento o aprender un idioma nuevo. La memoria funciona de una mejor forma hasta los 30 años, es por esto que es importante ejercitarla con estas actividades.
8. La lectura puede fortalecer e impedir el deterioro del cerebro, es por ello que se recomienda leer un libro todas las semanas, esto puede ayudarte a la concentración y la conexión entre las neuronas.