Beneficios de pasar tiempo al aire libre

Investigadores demuestran que las personas promedio pasan al menos un 87% de su tiempo en entornos cerrados. El 6% de su tiempo dentro de algún vehículo. Por lo que el 93% de su vida se encuentran dentro de algún lugar. 

Existen muchas razones por lo que esto resulta poco saludable. Por ejemplo, los niveles de contaminación se centran en los entornos cerrados. Por lo general son de dos a cinco veces más altos que las concentraciones típicas del aire libre.

Salir de la casa para disfrutar de la luz natural y del sol no solo aporta placer. También previene numerosas dolencias y facilita la recuperación.

¿Cuales son los beneficios de pasar tiempo al aire libre?

1. Contrarresta las enfermedades respiratorias.

La relación del aire puro y la salud llega cuando se descubre que las bacterias de las enfermedades respiratorias transmisibles, mueren al exponerse al sol. El aire mata a los bichos.

2. Antídoto contra la miopía.

Uno de las investigaciones más novedoso tiene que ver con la vista. Se ha realizado un estudio para analizar si el incremento del número de horas en actividades al aire libre puede disminuir la incidencia de miopía infantil. Luego de tres años de investigación, se comprobó que la enfermedad había seguido escalando posiciones entre los escolares que pasaban menos tiempo a la luz del sol.

3. Es favorable para el desarrollo del cerebro.

Diferentes estudios han demostrado los beneficios de pasar más tiempo en entornos naturales. El estudio indicó que el contacto con la naturaleza desempeña un papel insustituible para el desarrollo del cerebro. Luego de 12 pruebas, se demostró que con zonas verdes, el desarrollo cognitivo mejora un 5%, en cuanto a la rapidez con que se procesa la información.

Esto no solo mejora la cognición, sino que también lo hacen otros parámetros como la presión arterial. Los niños que realizan ejercicio al aire libre, reducen su tensión arterial más que los niños que lo hacen en entornos encerrados.

4. Ayuda a la recuperación de operaciones.

Uno de los investigadores, experto en psicología ambiental, Roger Ulrich, lleva tres décadas realizando estudios sobre los beneficios de la naturaleza en la salud. Se dividió a un grupo de pacientes que se estaban recuperando de una operacion de vesicula. Uno con vista a árboles y a otros con vista a edificios. Y observó que los que se encontraban en las habitaciones con vista a los árboles necesitaron menos analgesicos que los otros.

5. Combate el estrés y la depresión.

Otro estudio fue realizado para comprobar los efectos de las zonas verdes y los niveles de estrés. Aquí se sometió a un grupo de voluntarios a un estresante viaje virtual en coche. Para el otro grupo se le envió a disfrutar de un paseo por un parque lleno de árboles. En solo minutos, la presión arterial, la frecuencia cardiaca y la tensión muscular de quienes estaban en el parque había bajado.

Algo tan sencillo como realizar una actividad al aire libre, puede ser un enfoque alternativo para tratar problemas emocionales como la depresión. 

Añada un comentario