Algunas pecas pueden presentar síntomas de una enfermedad, claro no todas, estas tienen su propia caracteristícas


No todas las pecas que salen en nuestra piel son buenas, algunas pueden ser síntoma de una enfermedad.
Las pecas son esas manchas marrones que salen en nuestro cuerpo cuando nos exponemos mucho tiempo al sol, esto es debido a la acumulación de pigmentos en nuestra dermis. Todas las personas tenemos en nuestra piel células productoras de pigmentación, llamadas melanócitos, este hace una barrera que nos protege del sol y cuando nuestros melanócitos se dañan producimos las pecas, que son colecciones anormales de melanina en nuestra piel.
Esta barrera que nos protegen de agentes externos (polvo, bacterias, y el sol) pueden afectar nuestra salud, ya que los melanocitos son los que nos previenen de ser dañados por los rayos UV del sol, pero cuando la radiación toca de cerca daña los melanocitos produciendo las pecas.
Este es el mismo proceso cuando nos salen las manchas. Pero sin embargo esta no es la única forma de producir pecas, también se pueden heredar, y esto es muy común en las personas de piel clara y cabellos rubios o rojizos.
A veces las pecas presentan casos de alguna enfermedad genética llamada neurofibromatosis (trastorno hereditario en el cual se forman tumores), estas manchas no todo el tiempo son señales de alguna enfermedad como cáncer, las que son consideradas esta enfermedad son las que salen un sitios inusuales de nuestro cuerpo, como la planta del pie y espalda, y que además son de una coloración extraña y gran tamaño.
¿Las pecas pueden volverse maligna?
Esto no es algo que pase con tanta frecuencia ya que los tumores de los melanócitos puedes aparecer a partir de una piel normal o una peca que ha cambiado de forma y color. 
Es necesario que se eviten las quemaduras de sol para las personas que tiene una gran abundancia de pecas y además estas deben visitar con frecuencia a un medico.