¿Alguna vez te has preguntado porque los cactus tienen espinas?

Los cactus también conocidos como cactos, son una especie de planta vegetal pertenecientes a la familia de plantas suculentas. Cabe destacar que este tipo de plantas poseen un tejido vegetal carnoso y jugoso, tal como los aloes, los sedums o los cactus.

Su nombre científico es el cactaceae y en su gran mayoría, se trata de plantas con muchas espinas. Según los expertos son más que una forma evolucionada de las hojas de la planta, para adaptarse al medio ambiente.

Ahora bien, ¿Por qué los cactus tienen espinas en vez de hojas?.

Seguramente alguna vez te has pinchado el dedo con unas de estas espinas, y si es así, sabes que es un dolor muy desagradable. Entonces podemos deducir de aquí, que estas espinas sirven para defenderse. Las espinas alrededor del cactus le ayudan a protegerse de los depredadores, tanto de las personas como del resto de los animales. Sin embargo hay animales como jabalíes, roedores y carneros que se alimentan del cactus.

Otras investigaciones aseguran que muchas de estas especies segregan ciertos fluidos azucarados a través de sus espinas, lo que hace que los insectos realicen su polinización.

Asimismo, las espinas de los cactus son un mecanismo de adaptación que han desarrollado plantas de zonas desérticas. Si nos damos cuenta, estas plantas se encuentran normalmente en climas áridos, por lo que pueden almacenar agua que sus raíces absorben del suelo y resguardan al máximo su evaporación, así facilita su supervivencia en áreas donde escasea el agua.

Cabe destacar que no todos los cactus tienen espinas. Alguno de ellos tienen un tronco desnudo, que se encuentra expuesto y otros que conservan sus hojas, como las del género pereskia, que viven en lugares no tan áridos. Otras poseen pelos o lana que se hinchan cuando absorben la humedad ambiental. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *