¿El alcohol puede quitar el hambre?

El alcohol tiene muchas calorías, por ejemplo: un vaso de vino posee 83% de calorías. Lo que significa que tres vasos pueden representar más del 10% de la ingesta de energía recomendada a una persona. su alto contenido en calorías indica que si lo tomamos muy seguido, nos pasemos de las calorías necesarias que nuestro cuerpo necesita.

Entender la relación existente entre la ingesta de alcohol y los alimentos es muy relevante. Dado tanto el aumento en consumo de alcohol en la sociedad como los niveles de obesidad. Así que, un grupo de científicos de la Universidad de Illinois en Urbana-Champaign, EE.UU. decidió profundizar en este tema.

¿Cómo afecta el alcohol al hambre?

Los estudios hasta los momentos han sido contradictorios. Unos indican que resta las ganas de comer, mientras que otros aumentan las ganas de comer.

Los científicos realizaron una serie de experimentos con ratas. Las ratas que son los mamíferos más grandes y comen más alimento, en comparación con los ratones. Hicieron que los resultados fuesen más fáciles de cuantificar por sus patrones relacionados con la alimentación y los circuitos cerebrales.

Se observó que cuando las ratas habían consumido cierta cantidad, moderada, de alcohol, consumen menos alimentos. Manteniendo así la ingesta calórica al mismo nivel que si no hubieran consumido alcohol.

Explica Nuchu Liang, líder del trabajo. “Se estaba estudiando si la ingesta de alcohol afectaba a la ingesta total de calorías y al peso corporal. Pero, como resultado obtuvieron que no lo hace, al menos en la ratas”.

Sin embargo, al ser inyectadas con alcohol para imitar el consumo excesivo, las ratas consumieron menos calorías en general y comenzaron a perder peso. Si el equivalente al 50% de su ingesta diaria de calorías se inyectaba en forma de alcohol, aún consumían menos calorías a lo largo del día.

Añada un comentario