7 mitos sobre animales que casi todo el mundo cree

1. Lágrimas de cocodrilo

Es común oír la frase “lágrimas de cocodrilo”, pero realmente los cocodrilos no lloran, para llamar la atención o atraer sus presas. En realidad, los cocodrilos no pueden masticar, por lo que se ven obligados a rasgar sus alimentos en trozos y tragarlos enteros. Por suerte, las glándulas que mantienen sus ojos húmedos están cerca de sus gargantas, por lo que sus hábitos alimenticios realmente fuerza las lágrimas en sus ojos.

2. Roedores cheese-lovers.

La conexión entre los ratones y el queso es un ejemplo más de las asociaciones entre animales y su supuesto alimento favorito que no son reales, sino clichés ficticios. Los ratones aman los alimentos dulces mucho más que el queso. Otros ejemplos son elefantes y maníes, o conejos y zanahorias. Este último caso se produjo a causa de una broma de los escritores de Bugs Bunny que introdujo el conejo masticando una zanahoria como una parodia de una escena similar protagonizada por Clark Gable en la película de 1934 It Happened One Night.

3. ”Memoria a corto plazo”

Lo que llamamos la memoria de un pez no existe. Numerosos experimentos a lo largo de varias décadas han demostrado que varias especies de peces son capaces de demostrar la memoria a largo plazo de semanas, meses o incluso años, si son peligros a evitar , estímulos que han aprendido a relacionarse con los alimentos o ciertas rutas a las que aprender a orientarse.

4. Avestruces que entierran sus cabezas

Este es uno de los mitos más comunes que se oyen sobre estos animales, sin embargo, la realidad es otra. La avestruces no entierran realmente la cabeza, la creencia viene de una ilusión óptica y un mal estudio de campo.

5. Falsa ceguera

Los murciélagos utilizan principalmente la forma sonora para navegar a través de las áreas oscuras y evitar obstáculos, sin embargo, sus ojos, aunque pequeños ya veces mal desarrollados, también son completamente funcionales, por no mencionar el hecho de que tienen excelente audición y sentido del olfato.

6. Camellos hidrográficos

Los camellos son criaturas con una extraordinaria resistencia, entre los mamíferos, a condiciones extremas. Pueden sobrevivir al agua potable sólo cada 8 o 10 días , pero esto no es porque tienen una cantina incorporada en la espalda, no almacenan reservas de agua. Sus jorobas son depósitos de grasa, pero esto no se usa para producir agua, porque el oxígeno que necesitarían para inhalar les haría perder demasiada agua por evaporación a través de los pulmones. En su lugar, utilizan la grasa como fuente de alimento para la energía , lo que les da una gran autonomía en las regiones áridas y en tiempos de escasez.

7. El color de la furia

El efecto del color rojo en estos animales es sólo una leyenda. Los toros no distinguen específicamente este tono de los demás, ya que sus ojos, como los de la mayoría de los mamíferos, son dicromáticos; en otras palabras, sólo tienen dos tipos de receptores de color, a diferencia de los tres tipos en los seres humanos y simios. Como resultado, su visión es similar a la de los ciegos de color. De hecho, los toros se cargan debido al movimiento del torero y el cabo, y no su color rojo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *